viernes 23 de febrero de 2024
26.8ºc San Juan

Milei aceleró la transición, pero estira la definición de los principales cargos del gabinete

A 13 días de tomar el mando del país, el presidente libertario no dio nombres de quienes ocuparán lugares claves en el Ministerio de Economía y el Banco Central.

Milei aceleró la transición, pero estira la definición de los principales cargos del gabinete
lunes 27 de noviembre de 2023

El presidente electo, Javier Milei, asumirá su cargo el próximo 10 de diciembre y todavía hay dudas sobre algunos cargos claves. En el proceso de aceleración de la transición se decidió estirar la definición sobre los principales cargos del gabinete.

Aún no se ha confirmado si Luis “Toto” Caputo estará al frente del Ministerio de Economía o el Banco Central. Quienes dicen conocer la trama de su relación con Javier Milei, señalan que fue contactado tiempo atrás por Nicolás Posse (no por Mauricio Macri).

Hace meses, “Toto” le llevó a Milei una propuesta para desarmar la “bomba” de las Leliqs de manera no disruptiva, pero no con la intención de ocupar un cargo. Pero, el presidente electo lo quiere al frente del ministerio de Economía, según se señala en el entorno del líder libertario. Y este deseo se vio acentuado en los últimos días con la reacción favorable que tuvieron los mercados al conocerse el nombre de Caputo como posible titular del Palacio de Hacienda.

En tanto, circuló el nombre de Demián Reidel como eventual presidente del Banco Central. Sin embargo, se comenta en el espacio libertario que Reidel en realidad nunca fue un candidato firme. Además, es un hombre cercano a Federico Sturzenegger, también ex presidente del BCRA durante la gestión de Macri, con quien “Toto” Caputo tuvo diferencias.

Aunque no esté definido el cargo de Caputo, lo que sí queda claro es que está colaborando con Milei. Así fue que se reunió el viernes pasado con los representantes de los bancos nacionales y extranjeros en un encuentro calificado de “excelente” por el propio Caputo en declaraciones a Ámbito.

Desde hace días, integrantes de su consultora -Anker Latinoamérica- liderados por Martín Vauthier, mantuvieron contactos con el viceministro Gabriel Rubinstein a los efectos de la transición. Vauthier es un especialista en temas monetarios, fiscales y financieros. Fue analista senior en el Estudio Bein y Asociados y luego director de Eco Go.

Asimismo, acompañará a Milei en su primer viaje a los Estados Unidos junto con el jefe de gabinete, Nicolas Posse.

Hasta el cierre de esta edición los ministros confirmados son: Nicolas Posse, como jefe de gabinete, Guillermo Francos, Interior, Diana Mondino, al frente de la Cancillería, Guillermo Ferraro, a cargo de un super ministerio de Infraestructura, Sandra Petovello, en capital humano -una de las carteras más sensibles y críticas- y Mariano Cuneo Libarona en Justicia. Estos colaboradores son los que parecen, en principio, no estar sujetos a los eventuales cambios.

Cargos críticos

Si hay dos cargos en el que los primeros mandatarios de la Argentina deben tener personas de su absoluta confianza, ésos son los titulares de las secretarías Legal y Técnica y General de la Presidencia de la Nación.

La Secretaría Legal y Técnica (creada por la ley 22.520, de Ministerios) tiene por misión primaria prestar asesoramiento legal y técnico sobre los proyectos de mensaje, de ley, de decreto y de decisión administrativa, proponiendo en su caso textos alternativos con ajuste a las normas jurídicas aplicables, a todos los organismos de las áreas de la Presidencia de la Nación que no cuenten con servicio específico propio y a la Jefatura de Gabinete de Ministros en materia de decisiones administrativas. Dicho de manera simple, es el área que le cuida la espalda al presidente al momento de la firma de las decisiones de gobierno.

Mientras está por definirse quién se ocupará de este aspecto legal de la gestión, no resultaría extraño que finalmente Milei le pida a su hermana Karina que comande la Secretaría General de Presidencia (todavía no se sabe que si ocupará un cargo en la futura administración).

Según la información oficial, esta secretaría tiene como misión “proveer al Presidente de la Nación de los elementos de información, asesoramiento, administración y colaboración indispensables para el desempeño de su función”.

Nadie mejor que Karina entonces para ocupar este cargo, según comentan en La Libertad Avanza. Apodada afectuosamente “El Jefe”, la hermana de Javier Milei es considerada “los ojos y los oídos” del economista liberal, señalan en este espacio. El propio presidente electo reconoció su labor como principal artífice de su éxito electoral, ya que se ocupó hasta el más mínimo detalle de la campaña.

La Secretaría General de la Presidencia de la Nación se reorganiza como tal en el año 1955. En lo relativo a las actividades de su competencia, el secretario asiste en forma directa al Poder Ejecutivo Nacional en las atribuciones que le asigna al artículo 99 de la Constitución Nacional.

Por lo pronto, esta secretaría tiene bajo su órbita la Casa Militar, es decir la estructura civil y militar que tiene a su cargo todo lo relativo a la protección del presidente de la Nación y de sus familiares directos.

Otra de las funciones consiste en que “junto al Poder Ejecutivo Nacional, diseña políticas públicas y participa en las relaciones con las organizaciones y sectores representativos de la comunidad”. Los secretarios generales históricamente fueron personas de bajo perfil y alto poder ya que constituyen el “filtro” entre el presidente y quienes aspiran a verlo.

No menos importante, entre sus competencias “supervisa el cumplimiento de los objetivos y metas establecidos por el Poder Ejecutivo Nacional” y “efectúa un seguimiento y verifica el cumplimiento de las decisiones que se toman desde la Presidencia de la Nación, realizando las tareas especiales que ésta le encomiende, asesorándola sobre el diseño y actualización de la política del Poder Ejecutivo Nacional en el contexto mundial y nacional, así como también en materia de consolidación del proceso democrático”.

Los viejos funcionarios de la Casa Rosada destacan la importancia que tienen los secretarios generales en cuanto a la oportunidad en que les recuerdan a los presidentes los temas de la gestión. Señalan en este sentido que “tiene que ser una persona que conozca muy bien el estado de ánimo del presidente”.

Otra tarea importante de la Secretaría consiste en hacerle llegar información al presidente. En la Casa Rosada se recuerda que el 28 de julio de 2.000, René Favaloro, el médico platense fue el creador de la técnica del bypass, le envió una carta al entonces presidente Fernando de la Rúa solicitándole ayuda financiera para salvar a su fundación en la que afirmaba que estaba “desesperado”. De la Rúa tuvo conocimiento de la misiva después de que el famoso cardiocirujano se suicidara.

El secretario general también tiene a su cargo el personal de la Casa Rosada como de la quinta de Olivos, es decir es el que decide sobre el conjunto de colaboradores que asisten directamente al presidente, desde el que le sirve el café o le hace la comida hasta los guardias de seguridad.

Este funcionario tiene bajo sus responsabilidades la organización de los eventos en que participa el presidente. En lo inmediato, Karina se reunió este viernes durante dos horas con el actual secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, en la Casa Rosada para coordinar el traspaso de mando.

Ceremonias

Al respecto, se definió que no se utilizará el Palacio San Martín (sede de la Cancillería) para recibir el saludo de los mandatarios extranjeros que vendrán a la asunción del nuevo presidente dado que el edificio sufre un marcado deterioro, según comentan en medios diplomáticos, como por ejemplo no funciones los aires acondicionados y hay pisos rotos.

Por lo tanto, toda la actividad del traspaso de mando se desarrollará entre el Museo del Bicentenario y la Casa Rosada.

En principio, a partir de las 11 horas del 10 de diciembre, el presidente electo juraría ante la Asamblea Legislativa en el Congreso y daría su discurso inaugural.

Luego se trasladaría a la Casa Rosada para recibir por parte del saliente presidente Alberto Fernández los atributos del mando, es decir la banda y el bastón presidencial. Dependiendo de la cantidad de invitados de Milei, se realizaría en el Salón Blanco (con capacidad hasta 150 personas) o en el Museo del Bicentenario (pueden ingresar hasta 1.000 personas). Según el protocolo, posteriormente recibiría el saludo de los mandatario y embajadores extranjeros en el Salón Blanco o en el Salón de los Científicos.

La jura de los ministros se realizaría a partir de las 17 horas nuevamente en el Salón Blanco de la Casa Rosada o en el Museo del Bicentenario, según la cantidad de invitados.

Lo que está en duda es si la jornada termina con un concierto en el Teatro Colón, como es tradicional, o en un acto popular en la Avenida 9 de Julio.

Te puede interesar
Últimas noticias