Anuncio

Gobierno destina casi 1.000 millones para bajar la tasa de interés de seis líneas de crédito

Con la medida, se lanzaron herramientas bancarias por 35 mil millones de pesos destinados sectores económicos. La tasa de interés inicial arranca en 26 por ciento.
Gobierno destina casi 1.000 millones para bajar la tasa de interés de seis líneas de crédito
Gobierno destina casi 1.000 millones para bajar la tasa de interés de seis líneas de crédito

 

La gestión orreguista realizó ayer un fuerte anuncio destinado a reactivar distintos sectores económicos de la provincia. A través del Ministerio de Economía, Hacienda y Finanzas, el gobernador Marcelo Orrego anunció la puesta en marcha de seis líneas de créditos las que estarán disponibles a través del Banco San Juan. En total, habrá financiación por 35 mil millones de pesos destinados a emprendedores, pequeñas y medianas empresas (MiPyMes), y grandes empresas, fondos que podrán ser utilizados para aumentar su capital de trabajo (como la mano de obra), realizar una inversión, descontar cheques o un leasing (alquiler con derecho a compra) de un equipo o movilidad. Para que los créditos sean atractivos, la provincia inyectará casi 1.000 millones de pesos destinados a bajar 20 puntos la tasa de interés de los créditos, la que será variable pero que se calcula que hoy rondaría el 26 por ciento anual. Para tener una idea de lo accesible, el resto de los bancos ofrecen créditos personales con tasas que van desde el 55 al 85 por ciento. Un punto clave es que, para aquellos que tomen créditos para aplicar riego por goteo o hagan una renovación a energía renovable, la baja en la tasa será del 30 por ciento.


Las líneas de créditos accesibles para el sector privado habían prácticamente desaparecido del mercado producto de la alta inflación que impactaba en la tasa de interés que ofrecían los bancos. Ese escenario cambió en los últimos dos meses cuando la administración nacional, a través del Banco Central y como política monetaria, decidió bajar la tasa de referencia y la ubicó un 40 por ciento anual, lo que implica un 3,33 por ciento mensual. En ese marco, el sector privado venía pidiendo la puesta en práctica de mecanismos accesibles que permitan a las empresas sobrepasar la actual caía de la economía y, de ser posible crecer.
Como ejemplo de la necesidad de líneas de créditos accesible, la semana pasada la Unión Industrial local dio a conocer un relevamiento realizado por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas, el que reflejó que de 71 empresas encuestadas, casi el 50 por ciento de ellas había realizado inversiones con fondos propios, mientras que sólo el 3,17 de ellas logró acceder a créditos bancarios, subsidios o ayudas gubernamentales.


Sobre las distintas líneas lanzadas, el Ministro de Economía, Roberto Gutiérrez, indicó que “lo atractivo es la tasa de interés, la que está por debajo de la inflación, por lo cual la hace muy atractiva, incluso por debajo de lo que paga un banco por un plazo fijo”. Además dijo que “está destinado a todo el sector productivo, es para toda la economía de la provincia: tanto para la industria, el comercio y los servicios, ya sean grandes o pequeñas empresas, emprendedores o monotributistas”. En esa línea, indicó que “esto le va a permitir a la provincia reactivarse, en un momento muy delicado, porque el volumen que se pone a consideración es importante y significa 35 mil millones de pesos. Ese monto representa, alrededor, del 30 por ciento de lo que actualmente esté en stock en crédito de la provincia”. A su vez, dijo que el aporte que hará la provincia para que la tasa de crédito sea menor, será de “984 millones de pesos en el año”.


Quien también se refirió al beneficio de las líneas de crédito fue el ministro de la Producción, Trabajo e Innovación, Gustavo Fernández, quien indicó que “el 70 por ciento del monto anunciado va dirigido a MiPyMes, existen plazos de gracia para comenzar a pagar y se ha tratado de contemplar todas las variantes posibles que habitualmente utilizan nuestras empresas”.
Por su parte, Orrego dijo que “la intención es que sirva para que se reactive la economía local, ya que la tasa es muy accesible y gran parte va destinada a las MiPyMes que representan el 70 por ciento del empleo privado del país”.


Desde el Banco San Juan anunciaron que las líneas ya están operativas y se pueden acceder a ellas a través de su sitio web www. bancosanjuan.com o en sus distintas sucursales. Además, estarán vigentes hasta fin de año.
Líneas:

Para emprendedores (monotributistas y autónomos), el aporte total disponible para capital de trabajo es de 1.000 millones, mientras que el monto máximo del crédito va de los 1.500.000 millones a los 6 millones de pesos, dependiendo de la categoría del monotributo. El plazo de devolución es de 12 meses con una tasa inicial de 26 por ciento anual, la cual puede bajar con el tiempo. Si el crédito es para inversión, aporte de la línea es de 600 millones de pesos, mientras que el monto máximo a solicitar va de los 3 millones de pesos a los 12 millones, dependiendo de la categoría del monotributo. En este caso el periodo de devolución es de 36 meses y la tasa igual que la anterior.


Para aquellas MiPymes que quieran fondos para capital de trabajo, los fondos disponibles ascienden a los 4.000 millones de pesos, mientras que el monto máximo a solicitar es de 100 millones por empresa, con 12 meses de plazo de devolución y tasa Badlad menos 20 puntos.


También existe una línea de descuento de cheques, tanto para MiPymes como para grandes empresas. Dicha herramienta pone a disposición 10.000 millones de pesos (8 mil para las MiPymes y 2 mil para el resto) con un plazo de 180 días y una bonificación de 10 o 5 p.p.a (puntos porcentuales anuales), respectivamente.
En el caso de proyectos de inversión, hay 14.500 millones de pesos disponibles, de los cuales 9.000 mil son destinados a las MiPymes y el resto a las grandes empresas. Los montos máximos a solicitar son 300 millones y 1.000 millones, respectivamente. El plazo de devolución es de 48 meses y la tasa de interés es Badlar menos el 20 por ciento.
Por últimos, para los casos de Leasing (alquiler con derecho de compra) hay 5.500 millones de pesos disponibles, de los cuales 3.000 millones están destinados a las pequeñas y medianas empresas y el resto a las grandes. Los montos máximos a solicitar son 300 millones y 1.000 millones respectivamente, mientras que el plazo de devolución es hasta de 61 meses.