ECONOMÍA

Uno a uno, estos son los tres impuestos que quiere bajar Milei cuando rebote la actividad económica

Javier Milei anunció la hoja de ruta que tomará el Gobierno para ir hacia una eliminación gradual de los impuestos, a la expectativa de que la recuperación económica se logre a fines de este año o comienzos del año siguiente.
Uno a uno, estos son los tres impuestos que quiere bajar Milei cuando rebote la actividad económica
Uno a uno, estos son los tres impuestos que quiere bajar Milei cuando rebote la actividad económica
martes 21 de mayo de 2024

Javier Milei anunció la hoja de ruta que tomará el Gobierno para ir hacia una eliminación gradual de los impuestos, a la expectativa de que la recuperación económica se logre a fines de este año o comienzos del año siguiente. En ese sentido, en una entrevista reciente, el mandatario reveló que impuestos pretende terminar.

Para el mandatario, el impuesto PAÍS es el primero que se eliminará. "Cuando la economía empiece a rebotar, y ya tenemos sectores que dan señales de mejoras(…) ahí va a tener que la demanda va a estar empujando y cuando abramos el cepo eso se va a dar mucho más. Ese rebote va a generar mucha recaudación fiscal", dijo.

"Nosotros hicimos cuatro meses seguido de superávit financiero y mayo también va a ser superavitario y va a compensar el número negativo de junio. En ese contexto de caída de PBI, imagínese cuando se recupere. Cuando se recupere, tengo dos opciones: subir gasto público o bajar impuestos. Voy a bajar impuestos", completó.

Según el último informe de recaudación, los únicos tres tributos que aumentaron en abril en términos reales serían impuestos PAÍS con 209,9%, derechos de exportación con 61,8% y combustibles con 2,6%. La recaudación que más habría caído sería la del impuesto a los Bienes Personales, que lo habría hecho en un 65,7% real interanual, seguido por Ganancias con 35,8% e internos coparticipados con 19,5%.

¿Qué pasará con el aguinaldo y el impuesto a las Ganancias si se aprueba el paquete fiscal?

Las remuneraciones brutas gozan de un mínimo deducible por todo concepto equivalente a 15 Salarios Vitales y Móviles mensuales.

El art. 26 inc. z de la ley del Impuesto a las Ganancias establece la exención del sueldo anual complementario para los sujetos cuya remuneración y/o haber bruto (incluyendo todos los importes que se perciban, cualquiera sea su denominación, sin considerar, únicamente, el sueldo anual complementario) no supere un haber promedio bruto mensual, que para el año 2024 asciende a $974.516.

Por lo tanto, para determinar si el SAC, está o no sujeto al impuesto, se deberá establecer si el promedio de la remuneración y/o haber bruto mensual del período fiscal anual supera el importe antes mencionado.

Si el haber promedio supera ese importe el aguinaldo estará completamente gravado, si no ocurre esto, pero el aguinaldo como consecuencia de alguna remuneración adicional puntual, superase el importe de $974.516 el excedente del aguinaldo exento quedará sujeto al gravamen, a la alícuota en la que encuadre en la escala progresiva.

Ejemplificamos con la determinación de una persona soltera, ya que las situaciones familiares pueden ser diferentes, y no todos los casados o unidos convivencialmente con dos hijos como suele informarse, gozan de las mismas deducciones, las que dependen de diferentes cuestiones tales como los ingresos que obtengan el cónyuge o los hijos, la edad de los mismos, su capacidad laboral, su lugar de residencia entre otras cuestiones.

En este estado de cosas, una persona soltera que obtuvo todo el semestre una remuneración bruta constante de $2.340.000 (sin otros adicionales) deberá tributar incluyendo el SAC el importe total de $320.580.

Impuestos: situación a partir de la reforma

El paquete fiscal propone la derogación de:

  • Se deroga el Impuesto Cedular a los Altos Ingresos retornando al esquema anterior de liquidación del impuesto.
  • Por lo tanto, se vuelven a admitir deducciones por Mínimo No Imponible, Deducción Especial por Trabajo Personal y deducciones por Cargas de Familia.
  • Se elimina la deducción única de 15 salarios mínimos vitales y móviles mensuales
  • Se deroga la exención del SAC, pero se adiciona una deducción equivalente a la doceava parte del total de deducciones que le pudieran corresponder al empleado, en este caso se adicionará (para el soltero) una doceava parte del Mínimo no imponible y de la Deducción Especial.
  • Cuando la aplicación de las nuevas normas produzca un incremento de la obligación fiscal sobre las rentas percibidas desde el 1 de enero 2024 y hasta el último día del mes inmediato anterior a la entrada en vigencia de las nuevas disposiciones podrá computarse una deducción especial equivalente al incremento de la ganancia neta sujeta a impuesto que se genere en dicho lapso de modo tal de evitar que el nuevo esquema de liquidación afecte las remuneraciones ya percibidas.
  • Se incrementa el monto de las deducciones personales.
  • Se modifica la escala del impuesto intentando acentuar la progresividad.

Tomando el caso ya descrito de un trabajador soltero con una remuneración bruta constante de $2.340.000, el impuesto total a ingresar acumulado a junio con el SAC incluido será de $1,155,228.39.

Como podemos observar el incremento del impuesto en este segmento de ingresos será de relevancia, ya que en la situación actual el impuesto afectará aproximadamente un 30% del aguinaldo, y de prosperar la reforma tributaria propuesta el efecto combinado de todas las modificaciones incrementará esa proporción al 90% del aguinaldo.

Fuente: ÁMBITO