Se salvaron de milagro

Una mujer y dos menores terminaron intoxicados por monóxido de carbono e internados en el Hospital Rawson

El hecho ocurrió en el barrio Mercedario, departamento Chimbas. Afortunadamente, se encuentran fuera de peligro.
Una mujer y dos menores terminaron intoxicados por monóxido de carbono e internados en el Hospital Rawson
Una mujer y dos menores terminaron intoxicados por monóxido de carbono e internados en el Hospital Rawson
miércoles 22 de mayo de 2024

Una mujer y sus dos hijas menores de edad terminaron intoxicadas por una aparente fuga de gas en su casa ubicada en el barrio Mercedario. De esta manera, fueron trasladadas hasta el Hospital Guillermo Rawson para recibir atención médica. El hecho causó un gran susto en los vecinos que residen en el barrio debido al movimiento observado de bomberos y una ambulancia.

Cabe destacar que personal de Ecogas y bomberos trabajaron en el lugar del hecho y llevaron a cabo los protocolos correspondientes a estas situaciones. Las damnificadas fueron halladas inconscientes en el interior de la vivienda y de inmediato se procedió a contactar a los servicios de emergencias.

Las personas afectadas fueron trasladadas hasta el Hospital Guillermo Rawson, donde recibieron atención médica por parte de profesionales de la salud. De acuerdo a información brindada por el nosocomio capitalino, se encuentran fuera de peligro afortunadamente.

Personal policial de la Comisaría 17° trabajaron en el sitio para llevar a cabo las investigaciones correspondientes y aclarar las causas del suceso. Se esperan que en los próximos días haya más detalles sobre la situación que podría haber terminado en una tragedia.

Recomendaciones para evitar intoxicaciones con monóxido de carbono:

  • Realizar un control anual de las instalaciones de gas y los artefactos de calefacción por parte de un profesional matriculado.
  • Mantener los ambientes bien ventilados, dejando una ventana abierta al menos 10 centímetros.
  • Utilizar estufas de tiro balanceado en ambientes cerrados.
  • Revisar el tiraje de calefones, calderas y estufas para asegurarte de que no estén obstruidos.
  • Siempre que sea posible, utiliza artefactos de calefacción que funcionen a partir de suministro de gas y cuya llama sea de color azul.
  • Considerar la instalación de detectores de monóxido de carbono en tu vivienda.
  • Prestar atención a los primeros síntomas de intoxicación, como dolor de cabeza, mareos, náuseas, debilidad y cansancio. Si experimentas estos síntomas, abre puertas y ventanas, ventila el ambiente y retira a las personas del lugar contaminado. Luego, busca atención médica de inmediato.