Mundo
06/09/2019

El antes y el después de Dorian: Bahamas, víctima del huracán

Son barrios enteros, estaciones de servicios, aeropuertos, casas, marinas, comisarias... todo se fue. La furia de Dorian quedó evidente en Bahamas en la comparación de imágenes satelitales y aéreas antes y después del paso del huracán.

El antes y el después de Dorian: Bahamas, víctima del huracán

Son barrios enteros, estaciones de servicios, aeropuertos, casas, marinas, comisarias... todo se fue. La furia de Dorian quedó evidente en Bahamas en la comparación de imágenes satelitales y aéreas antes y después del paso del huracán.

El aeropuerto Leonard M. Thompson de Gran Ábaco era este miércoles un lago. Con su pista cubierta por una espesa capa de agua marrón y barro. Solo al ver imágenes anteriores uno imagina donde está la pista y la terminal.

Pero lo más impresionante, es acaso la foto satelital que muestra a toda Gran Bahama antes y después desde el espacio.

En la primera imagen, el contorno de la isla, su costa y sus playas se ven con claridad.

En la segunda imagen, apenas se distingue una porción de tierra. El resto quedó sepultado bajo el mar.

Las casas y caminos en Freeport, la capital están inundados. Se trata de la ciudad principal de la isla de Gran Bahama y sede del aeropuerto, lo que dificulta las tareas de rescate.

Daños en Bahamas por Dorian

En Hope Town, en la pequeña isla de Elbow Cay, al este de Gran Ábaco, solo queda en pie el faro. Sus casas elegantes, de techos grises y paredes, blancas rodeadas de una bahía de mar azul y con yates anclados bajo un luz resplandeciente, es un recuerdo del pasado.

Esas casas hoy son rejunte de escombros, invadidos por la arena y la destrucción.

Man-o-War-Cay, una pequeña isla del archipiélago, donde también asomaba una porción del paraíso, días atrás, hoy quedan casas con los techos arrancados y un mar oscuros.

Dos barrios de inmigrantes de casa precarias como The Mudd y Pigeon Peas hoy no son nada. A la distancia parecen grandes basurales, con sus casas reducidas a migas.

Las imágenes  de Marsh Harbor, la ciudad más grande de Gran Ábaco, también dan cuenta del nivel de devastación. 

Made with Flourish

Dorian tocó tierra entre el domingo y lunes con categoría 5, el máximo de la escala de huracanes.

Hasta el martes, el ciclón quedó literalmente varado sobre las Bahamas, descargando toda su furia durante dos días.

Tras avanzar hacia el continente, Dorian se acercó peligrosamente a la costa de Florida y este jueves avanzaba hacia las Carolinas, como un huracán de Categoría 3.

Clarín

En esta nota:
Dejar un comentario