martes 24 de mayo de 2022
16.6ºc San Juan

Boca arrancó el año con un triunfo frente a Colo Colo

El Xeneize se impuso 2 a 0 con tantos de Diego “Pulpo” González y de Exequiel Zeballos. Los de Battaglia cerrarán su participación en el Torneo de Verano el viernes ante Universidad de Chile.

Boca arrancó el año con un triunfo frente a Colo Colo
martes 18 de enero de 2022

Boca comenzó de buena forma el ciclo 2022, con un triunfo 2-0 sobre Colo Colo de Chile, en el marco de la tercera fecha del Hexagonal de verano, previo al arranque oficial de la Copa de la Liga Profesional de fútbol (LPF).

En el estadio de Estudiantes de La Plata, con una formación que incluyó un mix de habituales titulares con juveniles, el elenco del DT Sebastián Battaglia mostró una imagen aceptable ante un rival al que neutralizó en todo momento de la jornada.

Los goles: el Pulpo González y Exequiel Zeballos

Diego González, a los 9 minutos de la primera etapa, y el santiagueño Exequiel Zeballos, con un tiro libre, a los 35m. de la segunda, consumaron el éxito xeneize, que fue alentado en las tribunas por una multitud, que ocupó las dos cabeceras que dan espalda a las calles 55 y 57, además de las plateas laterales que están sobre 1 y 115.

De este modo, Boca igualó la línea del equipo chileno en la primera posición del grupo A del mini-certamen de verano, ambos con 3 unidades. El equipo de Battaglia terminará su actuación en esta fase enfrentando el viernes a Universidad de Chile, en este mismo escenario, a partir de las 21.

Boca mostró solidez en todo momento y, tal vez, le haya faltado mayor contundencia para resolver el partido con más comodidad. Hubo buenos trabajos de los zagueros centrales (Izquierdoz-Ávila), un interesante despliegue de Alan Varela y una destacada participación ofensiva del Pulpo González, que abrió la cuenta a los 9 minutos, con un remate desde fuera del área, aprovechando las libertades que otorgaron los defensores del Cacique, todavía con secuelas por la escasa preparación física.

En ese primer tiempo, tal vez, abundaron los roces y las piernas fuertes (el árbitro Herrera podría haber sacado alguna tarjeta amarilla más). Pero el conjunto Xeneize nunca perdió el rumbo, siempre detentó el control y casi que el arquero Agustín Rossi se transformó en espectador de lujo.

Te puede interesar
Últimas noticias