sábado 26 de noviembre de 2022
32.3ºc San Juan

Se paró la producción de neumáticos en todo el país por un conflicto sindical

Al cierre de la planta de Bridgestone, se sumaron las de Pirelli y Fate. Las tres están tomadas por gremialitas. Las empresas rechazan negociar “con una pistola en la cabeza”. Esta tarde se realizará la audiencia número 34 desde que comenzó el conflicto.

Se paró la producción de neumáticos en todo el país por un conflicto sindical
lunes 26 de septiembre de 2022

A las 11 de la mañana de este lunes los representantes de Bridgestone, Fate y Pirelli, las tres empresas que fabrican neumáticos en la Argentina cuya producción se encuentra paralizada, volverán a verse las caras con el Sindicato Único de Trabajadores del Neumático de la Argentina (Sutna), encabezado por su secretario general, Alejandro Crespo, en una audiencia, la número 34 convocada por el ministerio de Trabajo desde el inicio, en abril, del largo conflicto.

Los continuos paros y bloqueos sindicales ya ocasionaron una amplia secuela de perjuicios: pérdida de producción de al menos 1,3 millones de neumáticos, escasez, encarecimiento y contrabando de neumáticos desde países vecinos, aumento de las importaciones -al punto que el Ministerio de Economía inició una causa por “abuso de cautelares” en compras al exterior-, problemas de provisión de autopartistas y automotrices, que evalúan suspensiones por problemas para terminar sus productos, y pérdida de ingresos para los cerca de 5.000 trabajadores del sector que, debido a la reducción de turnos y horas de trabajo, dejaron de percibir sus salarios normales.

Con o sin Moroni

La reunión será en la sede central de la cartera laboral, sobre Avenida Alem, aunque estaba en duda si la encabezaría el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, que fue quien la ofreció al Sutna el viernes por la tarde, para intentar reencauzar las negociaciones. En su ausencia, la reunión sería encabezada por el secretario de Trabajo, Marcelo Bellotti, acompañado por la directora de relaciones laborales de la cartera, Gabriela Marcelló.

El miércoles pasado las partes se reunieron en el edificio que la cartera laboral tiene en la Avenida Callao, a dos cuadras del Congreso, y el encuentro tuvo un desarrollo tumultuoso y violento. Las empresas ratificaron allí su propuesta de un ajuste adicional de 16 puntos porcentuales de aumento salarial, completando un 66% en la paritaria 2021/2022, e iniciaron una oferta inicial de 38% de aumento en tres tramos para el primer semestre (julio-diciembre 2022) de la paritaria 2022-2023, a revisarse y ajustarse en marzo del año próximo. A pocos minutos de la reunión Crespo reaccionó violentamente, a los gritos y con exabruptos y empellones que hicieron que Marcelló debiera retirarse escoltada por la policía. 

“No hay muchos mecanismos más para que las partes logren acordar”, coincidió una fuente del ministerio que encabeza Moroni. El funcionario nacional logró el viernes pasado que los miembros del Sutna evacúen el cuarto piso del edificio sobre Callao que habían tomado tras fracasar la audiencia.

Las empresas vieron el ofrecimiento de Trabajo al sindicato para la reunión de hoy como un signo de debilidad y quedaron estupefactas por la falta de reacción oficial a la ocupación durante 48 horas de un edificio público. De todos modos, repudiaron las expresiones del diputado José Luis Espert, que en un posteo en Twitter propuso aplicar “cárcel o bala” a los delegados del Sutna y, en otro, retirarle la personería jurídica a los sindicatos “cierra empresas”. Fate manifestó que no compartía esos dichos y que “más allá de mantener una diferencia pública desde hace casi cinco meses con el Sutna, los mismos no aportan nada a la solución del conflicto y generan una violencia innecesaria”.

Evacuación y cerco sindical

Tras evacuar la sede laboral, el Sutna inició un paro “hasta nuevo aviso” y el viernes por la noche sitió las tres plantas fabriles, ubicadas en Llavallol (Bridgestone), San Fernando (Fate) y Merlo (Pirelli) paralizando la producción local de neumáticos.

“No podemos negociar con una pistola en la cabeza”, dijo un empresario sobre la situación. “El diálogo siempre está abierto, pero hay temas que no vamos a rediscutir No veo ningún hecho nuevo que habilite una Conciliación Obligatoria que, por otra parte, después de cinco meses seria absurda”.

El punto más conflictivo es el reclamo sindical de que los turnos y horas trabajados sábados y domingos se paguen al triple (esto es, con un plus del 200%) que los de días de semana, algo no contemplado en el Convenio Colectivo de Trabajo del Sector (CCT 636) homologado en 2011, que incluye adendas por empresa. “El Sutna pretende cambiar un Convenio en una negociación paritaria”, dijeron desde el lado de las empresas. Es lo que no están dispuestos a rediscutir.

Te puede interesar
Últimas noticias