Los policías que se nieguen a realizarse la prueba de drogas y alcoholemia serán apartados del cargo

Así quedó establecido por ley, tras la aprobación en la Cámara de Diputados. Además, podrán ser sometidos a controles y evaluaciones psicofísicas, de aptitudes y competencias en cualquier momento.

Los policías que se nieguen a realizarse la prueba de drogas y alcoholemia serán apartados del cargo
D

entro de los cambios que se implementaron por ley en la Policía de San Juan, uno de los más importantes es que los miembros de la fuerza serán sometidos de forma obligatoria a férreos exámenes y controles.

A partir de esta modificación de la Ley 298-R por la que se establece el Régimen General del Personal Policial de la Provincia de San Juan, deberán someterse a controles y evaluaciones relativas a la faz psicofísica, de estupefacientes, alcoholemia, aptitudes y competencias, en cualquier momento.

La negativa a hacerse el examen toxicológico constituye ahora una falta grave y por eso el personal policial que no quiera someterse al mismo, quedará aparatado preventivamente del cargo. Deberá entregar el arma y la credencial, “a fin de proceder a evaluación psicofísica al afecto con debida intervención del organismo de la Superintendencia de Riesgos de Trabajo, Asegura de Riesgos de Trabajo y Junta Médica de Sanidad Policial”, establece el inciso 12, artículo 25 de la ley.   

La resolución definitiva de las modificaciones a la Ley 298-R sobre el establecimiento del Régimen General del Personal Policial de la Provincia de San Juan; la Ley 328-R Orgánica de la Policía de San Juan y Ley 509-S por la que se instituye el Régimen de Retiros y Pensiones, para todo el Personal Superior y Subalterno de la Policía de San Juan, fue publicada este martes en el Boletín Oficial. 

Dejar un comentario