viernes 24 de mayo de 2024
5.2ºc San Juan

Inundaciones en Argentina: ¿alivio para la sequía y carne más cara?

Las lluvias que marcan el fin de la peor sequía registrada en Argentina plantean nuevos problemas a medida que los ríos, especialmente el Paraná, se desbordan. Más de 5 millones de cabezas de ganado se ven afectadas, lo que podría impactar en los precios de la carne y la inflación. Productores luchan por proteger a su ganado, mientras economistas y expertos analizan las consecuencias a corto y largo plazo de estas inundaciones en la industria ganadera y la economía del país.

Inundaciones en Argentina: ¿alivio para la sequía y carne más cara?
sábado 04 de noviembre de 2023

La llegada de las lluvias en todo el país ha comenzado a poner fin a la peor sequía de la historia argentina. Sin embargo, este alivio tan esperado ha traído consigo nuevos desafíos relacionados con la crecida de los ríos, en particular el río Paraná. Esta situación ha obligado a los productores a tomar medidas drásticas para proteger su ganado vacuno, lo que podría tener un impacto significativo en el mercado de la carne y la inflación en los próximos meses.

Se estima que más de 5 millones de cabezas de ganado se han visto afectadas por las inundaciones en diversas regiones, incluyendo Entre Ríos, Corrientes, Misiones, Chaco, Buenos Aires y Santa Fe. Según el Instituto de Estudios Económicos y Negociaciones Internacionales (IEEyNI) de la Sociedad Rural Argentina (SRA), las provincias litorales enfrentan una situación crítica, con un 30% a 37% de su stock provincial en peligro en la costa este del río. Santa Fe es la provincia más afectada en la costa oeste, con un 15% de su ganado en alerta.

El dirigente agropecuario de Paraná, Juan Etchevehere, ha señalado que algunos productores operan en las islas del río y están trasladando apresuradamente a su ganado a zonas más elevadas antes de la crecida pronosticada para noviembre. La falta de barcazas disponibles complica la evacuación de los animales y representa un desafío adicional. La sequía previa ha dejado a muchos productores sin reservas de forraje.

En otras regiones, como el Delta de la provincia de Buenos Aires, los productores también están tomando precauciones ante la posibilidad de que las inundaciones afecten su ganado. El aumento de las lluvias y la crecida de los ríos plantean la amenaza de nuevos aumentos en los precios de la carne, que ya han experimentado incrementos en las últimas semanas. Si bien desde la Sociedad Rural Argentina se menciona que la situación "por ahora" no debería afectar los precios al consumidor, los expertos advierten sobre posibles efectos a mediano y largo plazo en la oferta y, en consecuencia, en los precios.

El presidente de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA), Miguel Schiariti, destaca que la reubicación de ganado en zonas con pasto abundante podría demorar su llegada al mercado, lo que ejercería presión sobre los precios en el corto plazo. La inestabilidad política y económica también ha contribuido a la volatilidad en los precios de la carne.

A pesar de los desafíos actuales, algunos economistas sugieren que, a corto plazo, las inundaciones podrían resultar en una mayor oferta de carne debido a la imposibilidad de trasladar el ganado a otros lugares. Sin embargo, la sequía previa ha reducido la oferta de carne, y la situación podría moderarse con el tiempo.

En resumen, las inundaciones están generando preocupación en el sector ganadero argentino, con el potencial de afectar tanto a los productores como a los consumidores debido a la posible presión sobre los precios de la carne en el mercado. La situación continúa siendo monitoreada de cerca por expertos y autoridades, ya que su impacto a largo plazo aún es incierto.

Te puede interesar
Últimas noticias