jueves 29 de febrero de 2024
28.8ºc San Juan

Aumentos en las tarifas de luz y gas: fue el compromiso del Gobierno con el FMI para alcanzar el equilibrio fiscal

Con esos incrementos también buscan reducir los subsidios en 0,5 puntos del PBI durante 2024, tal como fue consignado en el staff report del organismo. También se sumó el aumento del impuesto a los combustibles y la desregulación del sector energético

Aumentos en las tarifas de luz y gas: fue el compromiso del Gobierno con el FMI para alcanzar el equilibrio fiscal
jueves 01 de febrero de 2024

 En una jornada que marcó un giro en las políticas energéticas del Gobierno, se anunció un compromiso con el Fondo Monetario Internacional (FMI) para aplicar incrementos sustanciales en las tarifas de luz y gas a partir de febrero. El acuerdo establece un aumento superior al 200% en las boletas de luz y del 150% en el caso del gas, los cuales se sumarán a actualizaciones mensuales.

La medida, impulsada por el ministro de Economía, Luis Caputo, tiene como objetivo reducir los subsidios a la energía en 0,5 puntos del Producto Bruto Interno (PBI) durante el año 2024. Además, se ratificó la implementación de un nuevo esquema de asistencia basado en una canasta básica energética.

El staff report aprobado por el Directorio del FMI, correspondiente a la séptima revisión del programa argentino, detalla que la consolidación del gasto se apoyará en un ajuste del gasto en torno al 3% del PBI. Entre las medidas propuestas se incluyen reducciones en los subsidios energéticos ineficientes, con aumentos iniciales en las tarifas de electricidad (superiores al 200%) y gas (superiores al 150%) a partir de febrero.

Además, se destacan próximos aumentos "continuos" en el transporte urbano, referidos a las tarifas de colectivos y trenes del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), con excepciones para quienes reciban asistencia social, mientras que el recorte previsto en subvenciones es del 0,2 puntos del PBI.

En cuanto a las tarifas de energía, se plantea la posibilidad de postergar las subas del gas para evitar un impacto mayor en la inflación, priorizando la actualización en las tarifas eléctricas. La Secretaría de Energía, a cargo de Eduardo Rodríguez Chirillo, está evaluando esta opción ante el crecimiento del consumo eléctrico durante el verano.

El Gobierno busca reducir el 0,5% del PBI en las subvenciones en las facturas de energía, estableciendo una cesta que representará el 10% de los ingresos de cada grupo conviviente, compuesta por partes iguales de luz y gas. Este subsidio adicional se aplicará a aquellos que superen dicho porcentaje de gasto en sus facturas.

En otro aspecto, se destaca que el aumento en los tributos a los combustibles líquidos reemplazará el ingreso esperado por el Gobierno por la suba de retenciones incluida en el proyecto de ley ómnibus. Se espera un aumento del 630% en estos impuestos, con un impacto significativo en los precios de los combustibles.

El informe del FMI también menciona los objetivos de la Secretaría de Energía, que incluyen la alineación de los precios minoristas de los combustibles con los internacionales, la eliminación del precio máximo interno del petróleo y la fijación de precios de los servicios públicos de electricidad y gas natural basados en el mercado, respaldando la inversión en energía y minería a largo plazo. Estas medidas buscan fortalecer las regulaciones y mejorar los incentivos para el desarrollo de reservas de gas y petróleo no convencionales, impulsando exportaciones en el futuro.

Te puede interesar
Últimas noticias