Deportes
07/02/2020

Allanaron La Bombonera por la pelea de barras en la pileta del club

Ordenaron peritar las cámaras de seguridad y otros respaldos digitales para saber qué ocurrió el martes.

Allanaron La Bombonera por la pelea de barras en la pileta del club
L

os incidentes del último martes en el sector piletas de la Bombonera no quedaron archivados para la Justicia. La fiscalía número 30 de la Ciudad de Buenos Aires realizó este viernes un allanamiento en Boca para peritar las cámaras de seguridad y todos los elementos tecnológicos que puedan ayudar a determinar qué fue lo que ocurrió.

El fiscal general de la Ciudad, Juan Bautista Mahiques, aseguró en declaraciones difundidas por TyC Sports: "Si acudieron 14 móviles de la policía al club, entonces los disturbios habían sido más graves que los que constan en los documentos que nos llegaron".

Según se informó cuando sucedió el incidente, todo comenzó cuando un sector de la barra, del barrio de Lugano, comenzó a fumar marihuana. Desde Seguridad pidieron que apagaran el cigarrillo porque había familias con niños. Se generó una discusión ya aparecieron barras del barrio de La Boca, y allí se originó una pelea que incluyó golpes, amenazas y exhibición de cuchillos.

Rafael Di Zeo, jefe junto a Mauro Martín de la barra "oficial", aunque tiene prohibición judicial de ingreso a las canchas, había negado que aquel incidente fuera parte de una interna de barras. Sin embargo, se sabe que hay mucha preocupación en la dirigencia de Boca por las internas, con sectores que antes estaban desplazados de la conducción de los violentos y que con el regreso de Jorge Ameal a la presidencia desean retomar el poder. Por eso, la CD de Boca está muy preocupada por mantener el control de la pileta, donde en verano suele haber socios menores de edad. Saben que es un sector de alta exposición. 

Di Zeo, en una escucha difundida en 2016, había dicho sobre Angelici, entonces presidente: "Nos banca a muerte y nosotros lo vamos a bancar a muerte". Incluso, el barra contaba en ese audio que el dirigente se subía escondido a una nave espacial para hablar con ellos.

Dejar un comentario