El Arzobispado de la provincia presentó su protocolo de protección para casos de abusos sexuales dentro de la Iglesia

Dentro de la institución se formó una comisión, la cual estará encargada de recibir denuncias de niños, niñas, adolescentes y adultos vulnerables, vinculadas a posibles abusos o violencia.

El Arzobispado de la provincia presentó su protocolo de protección para casos de abusos sexuales dentro de la Iglesia
P

or un pedido expreso del Papa Francisco, todas las diócesis del mundo tuvieron que implementar y establecer normas y procedimientos a seguir en todas las actividades vinculadas a la Iglesia, en caso de que exista abuso o violencia contra personas vulnerables.

En ese sentido, en la mañana de este miércoles, el Arzobispado sanjuanino presentó su protocolo de actuación frente a estos aberrantes hechos.

Se conformó una comisión que tendrá tres funciones. La primera será promover las iniciativas de prevención para que las comunidades eclesiásticas sean espacios seguros para niños, niñas, adolescentes y adultos vulnerables. Para eso, se realizó un itinerario de capacitación con referentes de varias instituciones y decanatos del clero para que todas las personas que se desempeñan dentro de la Iglesia conozcan las normas de trato que están expresas en el protocolo.

La segunda función será acompañar a los obispos y asesorarlos sobre el tema y la tercera, recepcionar denuncias sobre sospechas y situaciones que puedan dar lugar al daño de integridad moral de las personas. Para esto, el Arzobispado dispuso un correo electrónico donde el o la denunciante puede escribir y más tarde ser citados en un ámbito de discreción y de respeto.

¿Cómo actuará la Iglesia ante una denuncia de abuso?

En caso de que una persona reporte una denuncia por abuso de parte de un clero o de alguna persona que trabaje dentro de la institución, debe escribir al correo facilitado por el Arzobispado. Inmediatamente, desde la Iglesia se pondrán en contacto con la persona. En caso de ser un menor, se contactará a los padres o tutores.

A través de una psicóloga se conversará con la familia que quiere formular la denuncia y de acuerdo al tenor de gravedad se verá qué camino tomar.

Así mismo, habrá un tribunal conformado que se encargará del acompañamiento del proceso judicial si se comprueba que el hecho denunciado existió realmente.

Por otro lado, el mismo Arzobispo, Monseñor Jorge Lozano, afirmó que "también se tomarán las denuncias anteriores a la presentación del protocolo" y manifestó que "esperamos que sea una herramienta para que no tengamos que lamentar esto tan terrible que sucedió en la Iglesia y que sirva de instrumento para que toda situación de abuso y explotación vaya desapareciendo"

Dejar un comentario