miércoles 8 de diciembre de 2021
27.2ºc San Juan

Sufrió violencia de género y ahora cuenta su calvario para ayudar a otras mujeres

María del Valle Sirena, la ex de Diego Uñates, contó a 0264Noticias como se sobrevive a una relación violenta y de dónde tomó fuerza para poder avanzar.

Sufrió violencia de género y ahora cuenta su calvario para ayudar a otras mujeres
jueves 25 de noviembre de 2021

Dicen que las mujeres son fuertes por naturaleza, pero nadie sabe de su fortaleza y entereza hasta que le toca vivir una situación dramática. La violencia de género debe ser una de las experiencias más horrorosas que le puede pasar a un ser humano, pero poder sobrevivir a esto y contarlo para ayudar a los demás, demuestra que definitivamente las mujeres saben de valentía.

En este 25 de noviembre, Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, María del Valle Sirena, contó su testimonio como víctima de un hombre violento, que durante dos años fue su pareja y además es el padre de dos de sus tres hijos. El caso Diego Uñates fue uno más de los que resonó en la provincia pero para la mujer, no fue una situación más. Fueron años de hostigamientos, violencia psicológica y verbal la que debió pasar hasta decidirse a ponerle fin al calvario.

Su pilar para salir adelante fue la compañía de su gente y sobre todo de sus hijos. "Las bases están en poder estar acompañada desde un primer momento porque una se siente muy sola en esa situación. Cuando uno toma el coraje para alejarse, está bueno saber que tiene la contención de la gente que tiene al lado"

María del Valle creyó en quien era su pareja, pero no se imaginaba que el destino le tenía preparada una batalla que tenía que afrontar. "Yo conviví con él durante dos años, la violencia la ejerció desde el momento que me quede embarazada, uno a medida que va conociendo sobre el tema, va asesorándose, se da cuenta que la violencia y la manipulación comienza desde que esa persona está con uno".

Sus hijos, que se convirtieron en su fortaleza, también fueron su punto débil en una lucha que fue más allá de la violencia por la que ella tuvo que pasar. "Al principio la violencia era solamente contra mí no mas, pero también siguió con los chicos porque sabía que eso me hacia mal a mí. Intentó secuestrarlos, llevárselos, ejercía violencia psicológica. Muchos hombres utilizan a los hijos como instrumentos para poder hacer mal a otra persona porque saben que si te tocan a un hijo es lo peor que te pueden hacer"

Ahora, con sus hijos grandes (de 13 y 14 años) y con un bebé que tiene con su actual pareja, su vida dio un gran giro pero el sentimiento de miedo siempre queda, a pesar de salir adelante. "El miedo no se va nunca, estas personas no cambian, tendrían que volver a tener una nueva vida para poder ver las cosas de otra manera, eso te da mucho miedo” y es que hasta último momento la lucha por temas legales siguió y Uñates continuó en la misma posición. “Esto te genera cierto miedo, en el día a día uno no lo tiene presente pero cuando a uno le preguntan o se te viene a la cabeza, te da miedo".

Sin embargo, la mujer utiliza su experiencia para poder dejarle un mensaje a todas aquellas que están pasando por una situación similar y aún no tomaron el valor y las herramientas para poder salir. "Quiero decirles a otras mujeres que siempre la vida continua, la vida es hermosa. No hay que darse por vencido, siempre hay una persona por la cual luchar, las mujeres que hemos sufrido violencia y somos madres sabemos que tenemos a nuestros hijos y nos dan fuerzas para poder salir adelante. Aquellas que no tienen hijos, también tienen un futuro, siempre hay personas buenas al lado que nos extienden la mano y nos ayudan a salir adelante"

Desde 0264Noticias visibilizamos su historia como representación de muchas que no pudieron ser contadas o que todavía no les llegó el tiempo de salir a la luz y dejamos para el final la reflexión de María del Valle: "la violencia está dibujada de muchas maneras, por ahí uno piensa que está bien que la otra persona te manipule, tienen tantas caras la violencia que por ahí uno piensa que es normal, que es parte de la vida o que no te queda otra pero no hay que bancársela. Hay que salir a lucharla porque siempre hay alguien al lado que te va a acompañar. Poder contarlo lleva su trabajo pero uno lo puede lograr”.

 

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias