viernes 23 de febrero de 2024
27.9ºc San Juan

El Papa Francisco canonizó a Mamá Antula: la primera santa argentina

En la ceremonia, se realizó el rito de canonización de María Antonia de San José de Paz y Figueroa, quien se convirtió así en la primera mujer nacida en nuestro país en ser declarada santa

El Papa Francisco canonizó a Mamá Antula: la primera santa argentina
domingo 11 de febrero de 2024

En un evento histórico que marcó un hito para la Iglesia Católica y para Argentina, el Papa Francisco canonizó a Mamá Antula, conocida como la primera santa argentina. La decisión de canonización, anunciada previamente el 18 de diciembre del año pasado a través de un comunicado del Vaticano, se materializó el 11 de febrero de 2024, coincidiendo con el VI Domingo del Tiempo Ordinario y el aniversario de la primera aparición de la Virgen María en Lourdes.

La ceremonia de canonización, celebrada en la Basílica de San Pedro, fue presidida por el Santo Padre, quien leyó la fórmula de canonización a las 9:46 hora local en el Vaticano. En este momento solemne, Mamá Antula, cuyo nombre secular era María Antonia De Paz y Figueroa, fue oficialmente declarada santa, siendo la primera mujer argentina en recibir este honor.

Centenares de peregrinos argentinos, junto con familiares de la beata y el presidente de la Nación, Javier Milei, se congregaron en la Basílica para participar en la ceremonia. Este evento fue particularmente significativo, ya que marcó la primera vez en los once años de pontificado del Papa argentino que una canonización se lleva a cabo dentro de la Basílica de San Pedro.

La ceremonia, que se extendió durante una hora y media, incluyó cantos litúrgicos y la presentación de la biografía vaticana oficial de la nueva santa. Mamá Antula, nacida en 1730 en Silipica, Santiago del Estero, dedicó su vida a promover la espiritualidad ignaciana y los ejercicios espirituales. A través de sus viajes misioneros y su obra caritativa, impactó profundamente en la vida espiritual de miles de personas, especialmente en Buenos Aires, donde fundó la Casa de Ejercicios Espirituales.

Para llegar a la canonización, la Iglesia Católica reconoció dos milagros atribuidos a la intercesión de Mamá Antula. El primero ocurrió en 1904, cuando una religiosa fue curada de una enfermedad grave después de rezar con reliquias de la beata. El segundo milagro, ocurrido en 2017, involucró la curación milagrosa de un hombre que sufrió un accidente cerebrovascular.

La canonización de Mamá Antula representa un momento de orgullo para Argentina y un recordatorio de su legado de fe y caridad. Esta laica jesuita, que desafió las adversidades y las prohibiciones para difundir el mensaje de San Ignacio de Loyola, ahora es reconocida como una santa universalmente venerada.

Con este acto, la Iglesia Católica honra la vida y el testimonio de una mujer excepcional, cuya devoción y servicio a Dios dejaron una huella imborrable en la historia espiritual de Argentina y del mundo.

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias