lunes 27 de mayo de 2024
5.7ºc San Juan

NEGOCIACIONES

Nación busca reducir el Pacto de Mayo solo a lo económico y está dispuesto a sacrificar uno de los diez puntos

La Casa Rosada cierra las puertas a los pedidos de incluir ítems sobre educación, ciencia y salud, cuya administración atraviesa fuertes críticas por falta de presupuesto y despidos

Nación busca reducir el Pacto de Mayo solo a lo económico y está dispuesto a sacrificar uno de los diez puntos
viernes 19 de abril de 2024

Mientras define cuándo convocar el plenario de comisiones para empezar, apenas, la discusión en Diputados de la Ley Bases, el Gobierno tiene la mira puesta en el “Pacto de Mayo”. Aunque sabe que cualquier definición de los gobernadores sobre sus eventuales adhesiones está supeditada al derrotero del proyecto Ómnibus, desde el entorno de Javier Milei dejaron saber que, si bien fue presentado como un gran acuerdo nacional sin limitaciones temáticas en particular, en realidad quieren restringirlo exclusivamente a la gestión económica.

Cuando anunció, ante la Asamblea Legislativa, su intención de materializar un gran acuerdo nacional, el jefe de Estado no se refirió a un espectro temático específico. Pero esta semana en Balcarce 50 afirmaron que cualquier artículo que fuera de la índole económica sería inadmisible como parte del decálogo de intenciones a mediano y largo plazo. Esa es la respuesta que empezaron a dar a los pedidos de dirigentes políticos y de organizaciones de la sociedad civil que pusieron en el grito en el cielo al advertir que en los diez puntos propuestos por el Gobierno brillaban por su ausencia los temas “sociales” de mayor importancia, especialmente la salud, la educación y la ciencia.

Esas áreas se encuentran entre las más convulsionadas prácticamente desde el inicio de la gestión, pero los cuestionamientos aumentaron durante los últimos días por la falta de acuerdo sobre el presupuesto para hospitales, las universidades públicas y por los recortes en insumos y material de estudio, que se suman a los masivos despidos en las secretarías encargadas de administrarlas, y en organismos emblemáticos como el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET). Por caso, hay una marcha convocada para el 23 de abril en “defensa de la educación pública”, y asambleas a diario en las sedes de altos estudios y en instituciones emblemáticas de la salud pública, como el Hospital de Clínicas que redujo las cirugías y funciona con un 40 por ciento de su capacidad. 

Milei y sus alfiles del Gabinete expresaron en varias ocasiones durante la campaña y la gestión que la intención del Gobierno es avanzar hacia un sistema privado de educación (vouchers, en principio) y de salud.

Sólo el artículo noveno de los diez que componen la lista que ordenó publicar Milei el 1 de marzo no está vinculado con los aspectos económicos de la vida pública. Y desde la mesa chica del jefe de Estado aseguraron, sin inmutarse, que están dispuestos a eliminar ese eje, que llama a suscribir a una reforma política estructural que modifique el sistema actual y vuelva a alinear los intereses de los representantes y los representados. “Lo sacamos. No es esencial, el resto sí”, dijeron cerca del Presidente. No decidieron aún si lo reemplazarían, y se mostraron dispuestos a “recibir sugerencias“ con tal de que se respete el espíritu del conjunto.

Te puede interesar
Últimas noticias