SOBRESEIMIENTO

Crimen del jubilado en Trinidad: confirmaron que la única imputada quedará internada

Días atrás, había trascendido que María Cecilia Tejada presentaba un tipo de esquizofrenia que la hace peligrosa para sí misma y para terceros. Será sobreseída pero dentro de una institución mental.
Crimen del jubilado en Trinidad: confirmaron que la única imputada quedará internada
Crimen del jubilado en Trinidad: confirmaron que la única imputada quedará internada
sábado 18 de mayo de 2024

Finalmente, se confirmó que María Cecilia Tejada, la mujer que asesinó de más de 100 puñaladas a un jubilado de 68 años en Trinidad, padece un tipo de esquizofrenia que además de llevarla a no comprender la criminalidad de sus actos, muestra conductas de peligro para sí misma y para terceros. Es por eso que será sobreseída y ahora se supo que quedará internada. 

Luego de asesinar a Juan Bubica el pasado 4 de enero, Tejada fue detenida al día siguiente. Estaba en Plaza Di Stefano en Capital, tomando cerveza con otros dos sujetos. Tenía las zapatillas manchadas con sangre y se mostraba indiferente ante lo ocurrido. 

En la audiencia de formalización, quedó detenida con prisión preventiva, pero luego de ser sometida a una pericia psicológica determinaron que presentaba rasgos compatibles con algún padecimiento mental, por lo que se ordenaron otras evaluaciones con psicólogos y psiquiatras para confirmar si la mujer tenía dimensión del crimen que cometió, según publica Diario de Cuyo. 

Crimen en Trinidad: la mujer detenida, directo al Penal

La conclusión arrojó que Tejada presenta una psicosis de tipo esquizofrénica, por lo que, efectivamente, no comprende la criminalidad de sus actos, por lo tanto, debería ser declarada inimputable. 

El único camino posible era solicitar el sobreseimiento de la imputada pero restaba determinar un aspecto importante: confirmar su la mujer es peligrosa para sí misma y para terceros. De ser así, pese a ser declarada inimputable, deberá permanecer internada en un centro de salud mental. 

Esto se terminó confirmando a través de las pericias y en consecuencia, desde Fiscalía pedirán el sobreseimiento de Tejada y que a su vez, sea internada en una institución psiquiátrica. 

El caso

El hecho ocurrió en un consorcio ubicado la zona de calle Sarassa, metros al este de calle Mendoza, en Trinidad, Capital.

Hasta allí llegó personal policial el jueves minutos después de las 23, respondiendo a un llamado al 911 de una mujer, quien les informó a los efectivos que una hora y media antes había escuchado gritos, insultos y una fuerte pelea que provenían desde el departamento de su vecino. 

En un momento, los gritos cesaron y al cabo de unos minutos vio a una mujer saliendo del departamento de su vecino y luego salió a la calle trepando la verja del consorcio, dándose a la fuga por calle Sarassa hacia el oeste. En su huída, la sospechosa arrojó un cuchillo ensangrentado, una máquina de afeitar y un par de anteojos, sobre la vereda.

Inmediatamente, los uniformados comenzaron con la inspección ocular en el exterior del departamento y luego ingresaron al mismo, debiendo forzar la puerta porque estaba cerrada con llave. 

La acusada de matar al jubilado en Trinidad, ante el juez

Una vez adentro, encontraron al cuerpo del hombre identificado como Juan Bubica, de 68 años, que yacía en el suelo del comedor. El lugar estaba desordenado, había vidrios de botella esparcidos por todo el departamento y sangre en el piso, paredes y la cama de la víctima. 

Allí se hizo presente el médico legista quien constató que el cuerpo de Bubica presentaba gran cantidad de cortes superficiales y profundos causados por arma blanca, en el torso y en las piernas. 

También tenía un corte profundo en el muslo izquierdo a la altura de la femoral que le habría causado el desangrado y posterior muerte. 

Tejada fue detenida al día siguiente en Plaza Dí Stéfano en Capital. Cuatro días antes del crimen, había estado internado en un centro de salud mental por cometer delitos contra la propiedad en dos ocasiones.

Estos casos eran investigados por la UFI Flagrancia, cuyas pericias ya había detectado patrones de conductas psicóticas y desorganizadas, pensamientos divagantes, delirios y alucinaciones en Tejada. Esto, motivado por estar expuesta al consumo prolongado de drogas.

Temas de esta nota