POLÉMICA

Una canción de Residente sobre el conflicto entre Israel y Palestina, generó la fuerte reacción de Andrés Calamaro

Los artistas mostraron sus visiones bien opuestas sobre la guerra en Medio Oriente.
Una canción de Residente sobre el conflicto entre Israel y Palestina, generó la fuerte reacción de Andrés Calamaro
Una canción de Residente sobre el conflicto entre Israel y Palestina, generó la fuerte reacción de Andrés Calamaro
viernes 31 de mayo de 2024

En las últimas horas, se generó un contrapunto en las redes sociales entre el músico argentino Andrés Calamaro y su colega puertorriqueño, René Pérez. Todo se originó a partir del lanzamiento que el ex Calle 13 hizo de “Bajo los escombros”, una canción inspirada en el conflicto entre Israel y Palestina, que derivó en una respuesta pública del exlíder de Los Rodríguez.

“Esta canción la escribí desde el dolor. Entre los bombardeos en Gaza. Veo a mi hijo en cada uno de los niños masacrados”, escribió Pérez en su cuenta de Instagram, donde compartió el videoclip del tema, interpretado junto a la cantante palestina Amar Murkus. “Por medio de la música intento manejar la impotencia que siento de no poder hacer nada más que esto”, prosiguió el ex Calle 13 y apuntó contra sus colegas: “La verdad es que no entiendo el silencio de muchos artistas, me hace perder la esperanza en la humanidad. Como escribió León Gieco alguna vez, ‘solo le pido a Dios que la guerra no me sea indiferente’”.

En su publicación, René le agradece a Murkus “por lograr salir de Palestina en medio de todo esto para manifestarte con tu voz”, y también a un grupo de niños emigrantes palestinos, quienes también participan del clip, “por llegar hasta el estudio para manifestar su tristeza con valentía”.

Entre los miles de comentarios se destacó el de Andrés Calamaro, quien desde su cuenta oficial de Instagram expresó su opinión. “Cuando miles de personas piensan (dicen o escriben) exactamente lo mismo (estadísticas y frases idénticas) ya sabemos cómo es. Nadie piensa, nadie escribe. Repiten como ganado ovino la monserga antisemita de Internet. Me dan cifras, las mismas frases, intentan ofender como niños en el patio de la escuela”, expresó el cantante argentino, y continuó en el mismo sentido. “Léanse, todos repiten lo mismo y se vuelven locos si (de buen modo) cambio el eje o el punto de vista. Odian a los judíos y ahora creen que es sexy o moralmente precioso. Ocurre que no. No hay otra”, agregó.

Unas horas más tarde, El Salmón volvió a comentar la publicación y esta vez le habló a su colega, quien en 2010, cuando todavía integraba Calle 13, participó de la canción “Insoportablemente cruel”, registrada por Calamaro en el álbum On the rock: “Adoro a René y le admiro mucho, pero me permito disentir. Reclamar por la paz y omitir los crímenes medievales de hace apenas meses no me parece en nada adecuado. Mis hermanos están en Israel, donde muchos argentinos viven y trabajan con dignidad. Criminales en una fiesta electrónica secuestrando y violando reiteradas veces a muchachas occidentales es imperdonable crimen brutal y cobarde”, escribió.

En el mismo texto, Calamaro apuntó contra la organización terrorista. “No existe el pueblo palestino, esto es lo peor del ‘mundo’ árabe. Ni Palestina ni el conjunto arábigo están representados por Hamas que juraron asesinar y violentar a gente pacífica cono René, ustedes y yo. Somos Occidente, ni machistas ni medievales. Viva el Estado de Israel”.

La contienda pasó de Instagram a X, cuando el periodista Dani Lerer citó en su cuenta esta respuesta del ex Abuelos de la Nada y lo elogió: “Aplauso, medalla y beso para Andrés Calamaro y su gran respuesta, evidenciando la hipocresía de Residente”. Desde su perfil no oficial, @Galimbe64457296, el autor de “Flaca” recogió el guante. “Se aprecia. Soy grande y no me queda un gramo de ingenuidad. Hay límites que no se mueven, no negociables. No esperábamos vivir para ver y leer semejantes bobadas islamo-nazis en Argentina y España. Saludos allá”, señaló, dando por terminado de momento el asunto.

La letra de “Bajo los escombros”

Desde el arranque, no creo que el linaje se tranque

Son los hijos de los hijos, de los hijos de los hijos

Con palo y con piedra contra los tanques

De aquí nadie nos mueve

Ni el capitán, ni el general, ni el sargento

De nacimiento no tengo visa, pero tengo mi acento

Y aquí me quedo hasta el último suspiro del viento

Sigue firme la gente

Contra todo el ejército de frente

Fuimos criados diferente

Jugando al fútbol descalzo sobre el cemento caliente

Cruzamos sin puente

Con agua y con viento generamos corriente

Y si no hay pan suficiente

Sobrevivimos con lo que queda en el diente

Las heridas son los nuevos tatuajes

Aguantamos pa’ que llegue el mensaje

Hijos del coraje

Hasta que al Mar Muerto se le suba el oleaje

Damos la vida por estos paisajes, por los atardeceres salvajes

Por el juego de luz espontáneo que se refleja en el Mediterráneo

Y lo defendemos a pecho y espada

Con el pañuelo en la cara

El invasor es un puerco, la clara

Porque aunque yo levante las manos, dispara

Pero resistimos con poca agua

Como los árboles de olivo vivimos

Y en nuestros hombros cargamos con todos los escombros

Bajo los escombros están los festejos

Del que dispara de lejos

Del que apretó el botón rojo

Y no se atrevió a mirarme a los ojos

Bajo los escombros se reescribieron

Las historias que no se han contado

Están los libros que nunca leyeron

Los soldados que nos bombardearon

 

Temas de esta nota