GRAN HERMANO

En un mano a mano para el infarto, Furia dejó afuera a Virginia

Dos de los nombres más fuertes de la casa protagonizaron un duelo muy intenso
lunes 10 de junio de 2024

Falta un mes para que Gran Hermano llegue a su final. El reality avanza a paso acelerado de cara a su etapa conclusiva, y la placa de este domingo presentaba a Juliana “Furia” ScaglioneVirginia DemoEmmanuel VichNicolás Grosman y Bautista Mascia. Y a lo largo de una tensa gala de eliminación, los nervios atravesaron a todos los participantes.

Santiago del Moro dio por inaugurada la noche, y saludó con entusiasmo a todos jugadores. Luego, llegó la instancia en la que todos los nombres en placa, tenían la posibilidad de ir al confesionario para hablarle a sus fans. La primera en ser convocada fue Furia, quien dijo: “Estoy acá gracias a ustedes. Es una placa muy jodida. Estoy dentro de un grupo que va a apuntar a un lado, pero presiento que va a haber sorpresas. Creo que cuento con el apoyo suficiente para seguir enfrentando esta competencia. Mi personaje fue variando y adaptándose a la competencia, pero me están limitado y voy a tratar de divertirlos todo lo que pueda. Estoy muy feliz de estar acá, no me quiero ir, y considero que las luces las tienen que apagar los que encendieron este show”.

Luego llegó el turno de Virginia, una de las favoritas del público, que se dirigió al confesionario y exclamó: “Quiero agradecerles haber llegado hasta acá. Es una placa muy difícil, creo que todos están yendo en contra mío, sobre todo dos personas muy fuertes. Yo pedí que si encontraban una alternativa, fueran por ahí. Sigan votando si quieren que me quede, y ojalá alcance, porque obviamente quiero seguir y llegar a la final. Lo que les pido es apoyo”.

Visiblemente nervioso, Emmanuel se sentó y opinó: “Estoy muy agradecido a la gente. Les vuelvo a pedir, como todos los fines de semana que estoy en placa, que me sigan bancando porque quiero llegar a la final. Ahora estoy haciendo mi campaña hacia Virginia, espero que me ayuden y me escuchen. Se siente la buena energía, y el amor que se transmite. Son momentos muy importantes para mí, últimamente me van a ver más nervioso o ansioso, sepan entenderme. Para mí llegar hasta acá es un montón, gracias gente, los amo mucho” .

Muy satisfecho con su juego, Nicolás le agradeció a sus fans, y después subrayó: “Mucho tiempo, seis meses, el esfuerzo es muy grande. Es increíble, no querés pensar en el afuera, qué loco todo lo que se siente acá. Quiero agradecer a todos los que hicieron posible esto, quiero agradecerles a todos. Si llegué acá es por ustedes. Gracias a todos, y a ver qué pasa. Yo estoy con ganas de quedarme, dándolo todo”.


El encargado de cerrar la noche en el confesionario fue Bautista, quien aseguró: “Estoy muy contento de la instancia a la que llegamos, ya estar acá es haber ganado, así que por ese lado estoy muy feliz. Simplemente, quiero decirles que es un momento en el que estamos a full, nadie se quiere ir de acá, queda poco, pero voy a intentar disfrutarlo. Es un momento en el que el juego pasa a ser de la gente, de los votantes, les agradecemos el esfuerzo, y a partir de ahora vamos a estar todos en placa, menos el líder. Así que nos van a tener en fila, que cada uno empiece a pagar sus platos rotos en este medio año que estuvimos acá adentro”.


Poco antes de las once de la noche, Santiago del Moro pidió el primer sobre con el nombre de quien quedaba a salvo de la placa, y garantizaba su juego una semana más. “Disfrútenlo, calmen la cabeza, los nervios y la ansiedad”, les dijo el conductor, en un clima de mucha expectativa por parte de los nominados y del público. Luego de eso, el conductor reveló que Bautista era el primer en ser salvado. En segundo lugar, Emmanuel y después Nicolás, quedaron eximidos de la eliminación.


De ese modo quedó un mano a mano muy reñido, entre Virginia y Furia. Ambas participantes, muy atentas, escucharon las palabras de Del Moro, que sentenció: “Ustedes enaltecieron la competencia. A partir de hoy, va a quedar una mujer en el juego. Argentina y mundo, quien abandona la casa más famosa… ¡es Virginia!”. Y con esa participante abriendo la puerta del reality para despedirse, culminó una noche de muchos nervios.