viernes 23 de febrero de 2024
26.8ºc San Juan

A 32 años de su muerte

Freddie Mercury: A 32 años de la muerte de un rockstar amante de los gatos

La leyenda de la música dedicó algunas obras a sus compañeros peludos que los consideró como sus hijos.

Freddie Mercury: A 32 años de la muerte de un rockstar amante de los gatos
viernes 24 de noviembre de 2023

Freddie Mercury, la icónica figura detrás de Queen, no solo dejó una huella imborrable en la historia de la música con su voz inigualable y su deslumbrante puesta en escena, sino que también construyó un lazo especial con una pandilla peculiar de 10 gatos que ocuparon un lugar destacado en su corazón. Estos felinos, lejos de ser simples mascotas, se convirtieron en parte fundamental de la familia del legendario cantante.

Entre los compañeros peludos que compartieron su vida con Mercury se encontraban Dorothy, Tiffany, Tom, Jerry, Delilah, Goliath, Lily, Miko, Oscar y Romeo, nombres que resonaban en la intimidad del hogar del artista. Muchos de estos felinos fueron adoptados de refugios y hospitales de animales, reflejando el profundo amor que Mercury sentía por ellos y su compromiso con brindarles una vida digna.

En una entrevista para The Washington Post, Peter Freestone, asistente de Freddie Mercury, reveló que el cantante era el amigo más amable, generoso y leal que se pueda imaginar, y esta bondad se extendía a sus amigos felinos. Incluso cuando estaba de gira, Mercury llamaba a casa "para platicar un rato con ellos", mostrando la importancia que tenían en su vida.

El amor de Mercury por sus gatos también quedó inmortalizado en el videoclip de "These are the Days of our Lives" de Queen, donde el líder de la banda llevaba un alegre chaleco adornado con las caras de sus queridos compañeros peludos, compartiendo así su afecto con el mundo.

Jim Hutton, pareja de Mercury durante siete años, describió en sus memorias cómo el cantante trataba a los gatos como si fueran sus propios hijos. Según la revista Rolling Stone, una de las últimas acciones de Mercury antes de fallecer fue acariciar a Delilah, demostrando la conexión profunda que compartían.

El álbum en solitario "Mr. Bad Guy" fue un testimonio musical dedicado principalmente a Jerry, uno de sus gatos. Asimismo, la canción "Delilah" fue una oda a su gata homónima, retratándola como el personaje único y encantador que era. Freestone explicó que la canción capturaba a la perfección la personalidad de Delilah, divertida e imponente con los demás, pero siempre la primera en buscar el regazo de Mercury.

En un gesto que refleja el profundo cariño hacia sus amigos felinos, Freddie Mercury dejó en su testamento todas sus riquezas y propiedades a Mary Austin y a sus gatos. Así, Romeo, el felino más temperamental, obtuvo su propio hogar, mientras que el resto de la pandilla continuó viviendo en la mansión de Londres, convirtiéndose en los inesperados y adorados herederos de una fortuna musical y afectiva. La música de Mercury sigue resonando, y sus gatos, testigos silenciosos de su vida, se mantienen como guardianes de un legado lleno de amor y melodía.

 

Te puede interesar
Últimas noticias