viernes 24 de mayo de 2024
5.7ºc San Juan

VIOLENCIA DE GÉNERO

Fue atacada a fierrazos por su pareja pero sus hijos la salvaron

El sujeto intentó echar violentamente a la mujer de la casa. Los menores intervinieron. Uno llamó a la Policía y el otro evitó que el agresor le la siguiera golpeando.

Fue atacada a fierrazos por su pareja pero sus hijos la salvaron
martes 16 de abril de 2024

Un hombre fue condenado este martes, tras haber sido culpable de agredir física y verbalmente a su pareja. La detención del agresor fue, en parte, posible gracias a la intervención de los hijos menores de la pareja, quienes auxiliaron a su madre y evitaron un peor desenlace.

Según el Ministerio Público Fiscal, el hecho ocurrió el pasado 7 de marzo por la madrugada, cuando un hombre de apellido Molina, llegó hasta la casa de su pareja en cercanías del Servicio Penitenciario Provincial. Una vez dentro de la vivienda, entró a la habitación de la mujer y la agredió mientras estaba acostada. 

Minutos más tarde, a eso de las 8.30 de la mañana, llevó a sus hijos a la escuela y luego a hacer unos trámites, regresando a las 14 a su casa. Cuando volvió, advirtió que la puerta de ingreso estaba cerrada con candado y no podía entrar. Rápidamente, llamó a un hermano para que le ayude a romper el candado y así poder ingresar a su casa. 

Poco antes de las 17, Molina volvió a la vivienda y fue a buscar a la víctima que se encontraba en el comedor con uno de sus hijos (un menor de 14 años), y comenzó a gritarle y recriminarle el porqué había roto el candado. Acto seguido, le dijo que se fuera de la casa y ante la negativa de ella, tomó un fierro de más de un metro de largo y la golpeó en el brazo. Luego la tomó por el cuello y la amenazaba con echarla de la casa. 

A todo esto, el menor de 14 años estaba allí presente y se abalanzó sobre el agresor para intentar sacarlo de encima de su madre. Molina soltó a la mujer, pero le dio una trompada en el rostro al adolescente. Luego tomó un destornillador con el cual quiso atacar a la damnificada, pero no lo logró, ya que el hijo de ella se incorporó y volvió a cargar contra el sujeto. 

En ese momento, otro de los hijos de la víctima llegaba a la casa (un chico de 12 años), observó la violenta escena, tomó su bicicleta y fue hasta Comisaría 30ra. (que está a tres cuadras) para dar aviso a la Policía. 

Efectivos de esa seccional llegaron a la casa y detuvieron a Molina de inmediato, quien fue trasladado a sede policial, quedando alojado allí hasta este martes, cuando tuvo que comparecer ante un juez de Garantías. 

El magistrado lo encontró culpable por el delito de lesiones leves agravadas por el vínculo y violencia de género y lo condenó a la pena de 9 años de prisión efectiva, pena que deberá cumplir en el Servicio Penitenciario.

 

Te puede interesar
Últimas noticias