jueves 23 de mayo de 2024
5.9ºc San Juan

EXCLUSIVO

Empleada de Ecobat denuncia la falta de medidas de seguridad para manipular las baterias y los químicos que utilizan

Es una trabajadora que se desempeña en la planta ubicada en Rawson, donde el lunes pasado un trabajador se descompensó, luego falleció y la Justicia investiga si fue por intoxicación. El lugar fue clausurado y 0264 Noticias dialogó con la empleada que sostuvo "nunca nos brindaron los elementos que hacen falta para un trabajo así".

Empleada de Ecobat denuncia la falta de medidas de seguridad para manipular las baterias y los químicos que utilizan
domingo 21 de abril de 2024

El pasado lunes, a los 34 años de edad perdió la vida Marcelo Gerardo Tobares. Era un empleado de la firma Ecobat, dedicada a la fabricación y venta de baterias para autos, quien desarrollaba sus tareas en la planta que tiene la empresa en calle 5 y Ruta 40, en Rawson. El empleado, padre de dos hijos y que sumaba un año en la firma, se descompensó en una de la salas donde se cambian de indumentaria y pese a ser trasladado de forma rápida, finalmente murió en el centro de salud René Favaloro. Por el hecho, hay una investigación judicial en curso buscando determinar si hay elementos como para imputar a alguien como posible responsable del deceso de Tobares. La intención de la Justicia, que en este caso tiene al fiscal coordinador Francisco Micheltorena y el ayudante fiscal César Recio (UFI de Delitos Especiales) de encargados de la parte investigativa, es dilucidar si Tobares falleció por un cuadro de intoxicación, como se puede desprender de los informes preliminares de la autopsia que se le realizó. Además, si en la fábrica los empleados contaban con los elementos necesarios para este tipo de trabajo, que es de alta complejidad porque se trata del desarme y fabricación de baterias, los cuales se realizan con químicos altamente tóxicos.

0264 Noticias pudo dialogar en exclusiva con una trabajadora de la firma, quien reveló la falta de cuidados con que cuentan de manera habitual. Ana, tal cual pidió denominarse pues se encuentra en una demanda judicial con Ecobat  por diferentes reclamos, destacó que "esto que ocurrió con nuestro compañero no es nuevo. Desde mayo del año pasado que comenzamos a tener diferentes compañeros con intoxicaciones, con accidentes laborales como sufrir cortaduras en las manos, o que el ácido con que se trabaja te perfore la ropa y te queme la piel". La empleada manifestó que ella ingresó a la empresa en enero del 2023 y en principio le dijeron que iba a realizar tareas en Geotrack, una empresa dedicada a reciclar plásticos, pero que en mayo del año pasado todo pasó a formar parte de Ecobat. "La planta está dividad en dos: en un lugar, donde todos son hombres y se toman las baterías ya usadas y se las abre (foto): ese trabajo que es muy complejo y peligroso, se hace con máquinas que los empleados no saben usar. Por ejemplo, se llegan a usar machetes para cortarlas. Ahí es cuando saltan los ácidos que tienen adentro de las baterías y los trabajadores no tienen ni barbijo, ni máscaras y muchas veces ni guantes como para manipularlas. Luego está la otra parte de la planta, donde me encuentro yo, que es la limpieza y clasificación de los plásticos, que también se hace sin ninguna protección, para saber si eso se tira o se puede reciclar".

500

 

Ana puntualizó que un 'pedido' habitual del encargado de esa planta, de nombre Alberto según contó, era que en caso de algún accidente laboral dirigirse a una salita de salud cercana (donde llevaron a Tobares) o un CIC (Centro de Integración Comunitaria) pero no a un Hospital y tenían prohibido mencionar a la firma como su empleadora. "Nosotros nunca estuvimos blanqueados por la empresa. Hay más de 40 trabajadores que viven en esa situación. Por eso no tenemos ninguna cobertura de ART (Aseguradoras de Riegos de Trabajo) ni nada. Nos pagaron siempre en negro en las oficinas que tiene la empresa, que es propiedad de Hugo Ontiveros, en la calle Pueyrredón. Lo peor es que cuando algún tabajador reclamaba que le hagan los aportes y nos pongan en blanco, a la semana ya dejaba de ser parte de la empesa", subrayó.

Ecobat cuenta en San Juan con dos plantas, la mencionada en Rawson y la otra en calles Pueyrredón y Roque Saenz Peña, justo en el ingreso a Santa Lucía. Es la primera la cual fue clausurada por la justicia, mientras se esperan los informes clave de expertos de Seguridad e Higiene de Bomberos, y de Leyes Especiales. 

"Desde que yo estoy en la empresa, hemos hecho reclamos, presentado cartas y denuncias a la Secretaria de Medio Ambiente, al sindicato de los plásticos, a la Subsecretaria de Trabajo, y a lo sumo lo que han realizado es venir hasta la planta en Rawson, llegar a la puerta, firmar un acta y retirarse. Esto que pasó con nuestro compañero era algo que se podría haber evitado", cerró Ana.

 

Temas de esta nota
Te puede interesar
Últimas noticias